La Vicesecretaria del COPCLM participa en la II Jornada virtual de nuevas tecnologías

El pasado 14 de noviembre se celebró la II Jornada virtual de nuevas tecnologías del Área de nuevas tecnologías aplicadas a la Psicología del Consejo General de la Psicología en España. El COPCLM ha colaborado en la organización de estas jornadas, así como en la presentación de los participantes de una mesa redonda por parte de Beatriz Navarro, nuestra representante del Área de NNTT.

La ponencia inaugural corrió a cargo de  D. Nicholas G. Carr, escritor estadounidense, editor de la enciclopedia británica y finalista del premio Pulitzer en 2011 con su obra The Shallows: What the Internet Is Doing to Our Brains. El ponente destacó que considera que las tecnologías de la información no cambian la psicología humana, sino que más bien pueden amplificar algunas de nuestras características. También expuso que, en teoría, no es recomendable que los niños tengan teléfono propio o redes sociales hasta la adolescencia, en la época de la educación secundaria, pero que a la vez resulta extremadamente complicado por el contexto y que, en este momento, no disponer de esas herramientas puede limitar la socialización de los niños.

En la mesa de debate sobre el estado actual de la telepsicología en España, Paloma González, coordinadora del postgrado en intervención psicológica online de la Facultad de Psicología de la UNED, habló de cuestiones como las situaciones más idóneas para el uso de la telepsicología, destacando que cuando el malestar es muy intenso la terapia presencial es preferible a la terapia online. También expuso algunos factores asociados con que el profesional tenga una visión positiva del uso de la telepsicología, como su experiencia previa, su preparación o el cansancio asociado a la falta de familiaridad con el uso de la telepsicología.

Tanto Paloma González, como su compañera de mesa, María Cervera, experta en intervención en situaciones críticas y trauma, coincidieron que en la terapia online se pierde información sobre el lenguaje no verbal y las microexpresiones. También destacaron la imposibilidad para establecer mirada diádica profesional-paciente mediante la telepsicología.

Para finalizar, los profesionales coincidieron en que la telepsicología ha venido para quedarse y en que presenta numerosas ventajas que debemos aprovechar. De hecho, informaron de que muchos profesionales de la Psicología no han retomado la terapia presencial durante la pandemia y han preferido continuar únicamente online.