Programa de Apoyo Psicológico a Desempleados

El Colegio Oficial de la Psicología de Castilla-La Mancha, consciente de la problemática que genera el paro entre la población, desarrolló a lo largo de los meses de mayo y junio de 2013 un Programa gratuito de Apoyo Psicológico a desempleados.

Este Programa piloto comenzó con una primera sesión psicoeducativa a la que siguieron 5 sesiones en las que se trataba de incidir en el desarrollo emocional, psicológico y social del individuo. De esta iniciativa se han podido beneficiar un total de 10 personas desempleadas, 2 hombres y 8 mujeres. Los talleres tuvieron lugar en la sede del  COPCLM entre el 13 de mayo y el 10 de junio y los impartió Cecilia López Munera, Licenciada en Psicología y colegiada del COPCLM. 

La idea surgió por la necesidad de dar respuesta al incremento del consumo de psicofármacos que se ha producido en los últimos años como resultado de situaciones laborales que provocan ansiedad, tensión, preocupación y otros trastornos como la depresión.

Con este Programa se ha ayudado a los desempleados a que conozcan mejor sus reacciones psicológicas. Se han manejado distintas técnicas, como la confrontación de creencias incorrectas, la modificación de pensamientos negativos, la relajación y respiración para reducir el estrés, las habilidades sociales para la comunicación, el cuidado de la imagen personal y la realización de actividades sociales y de ocio. Todo ello en el marco del grupo, por ser este espacio apropiado para romper el aislamiento, estimular el aprendizaje y promover el cambio.

Durante el desarrollo del Programa, a lo largo de 5 sesiones grupales de hora y media de duración, con periodicidad semanal, se abordaron los siguientes contenidos:
– Reconocimiento de cómo afecta la situación de desempleo. 
– Toma de conciencia del estado emocional.
– Gestión del estado emocional negativo que está repercutiendo negativamente en el desarrollo de la persona.
– Gestión de posibilidades y trabajo de competencias (coach). 
– Trabajo  de estrategias para potenciar la autoestima de los participantes.

Asimismo, se trabajó sobre los pensamientos y reacciones que tenían del tipo: “no valgo para nada”, “me bloqueo”, “cogerán a una persona joven antes que a mí”, angustia, desesperanza, culpa, baja autoestima…

El Programa ha cubierto las expectativas de los participantes, les ha ayudado a adquirir mayor confianza en ellos mismos, a estructurar sus objetivos y a focalizar su atención con ayuda de las técnicas de respiración y relajación, y los ejercicios que se proporcionaron.